Alerta de la ONT sobre la empresa alemana DKMS

0
42

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha alertado de que la empresa alemana DKMS, afincada en España como fundación, está buscando donantes de médula ósea sin contar con el beneplácito de las autoridades sanitarias españolas, y recurriendo a la exportación “ilegal” de muestras biológicas.

El coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha apostado por que se apruebe una normativa “más restrictiva” en España que impida quese repitan nuevas “irregularidades” como las que, a su juicio, está llevando a cabo la empresa alemana DKMS en el trasplante de médula.

En declaraciones a Efe, Matesanz ha explicado que esta entidad, creada hace veinte años y cuya misión es obtener donantes de médula, ha conseguido unas 1.200 muestras biológicas de ciudadanos españoles tras hacer un llamamiento masivo a la población, en octubre de 2011, para un paciente de Avilés (Asturias).

Y todo ello, con fines comerciales, sin consentimiento de las autoridades autonómicas y estatales, sin contar con la Fundación Internacional Carreras, en quien están delegadas parte de estas actividades, y sin autorización para trasladar las muestras de saliva a Alemania, con el ADN de los donantes, como se ha hecho.

Sanidad plantea actuar judicialmente contra DKMS

Ante la “ilegalidad” del proceso, Sanidad planea actuar judicialmente contra DKMS, que posee el registro de donantes de médula más grande del mundo, con 2,5 millones de personas de un total de 18,5 millones, y, para ello, ha encargado un informe jurídico a la Abogacía del Estado.

“Una de las derivaciones que probablemente salgan del informe es la elaboración de alguna normativa más restrictiva para evitar este tipo de cosas“, ha confesado Matesanz, quien ha dicho que esta intrusión pone en “grave riesgo” el modélico sistema español de donaciones “altruista, gratuito y confidencial”.

Una normativa más restrictiva para evitar este tipo de cosas

El director de la ONT cree que precisamente ha sido una legislación “más dura y clara” la que ha impedido que DKMS se haya introducido en otros países como Francia y Brasil, donde lo ha intentado sin éxito, algo que sí ha conseguido en Polonia, donde se están creando “problemas serios” porque, por ejemplo, los donantes polacos están siendo trasladados a Alemania para la intervención.

Ha esgrimido que esta compañía alemana ha atacado a “la línea de flotación” de todo el sistema nacional de trasplantes, ya que, entre otras cosas, factura 14.500 euros por médula, un coste de “los más altos de todo el mundo”.

Si el donante estuviera inscrito en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), que coordina la Fundación Internacional José Carreras, y la intervención se realizara entre comunidades autónomas, el trasplante no conllevaría coste alguno.

8.500 euros por todo el proceso

En el caso de que se exportara la médula fuera de España, este país tiene unas tarifas de 8.500 euros que incluyen todo el proceso, incluida la extracción, la conservación y congelación, y el envío.

“La introducción de empresas privadas en nuestro sistema de donación supone un riesgo evidente de quiebra del modelo español de trasplantes y ponen en grave riesgo su estabilidad“, ha aseverado.

Supone un riesgo evidente de quiebra del modelo español

El asunto saltó a los medios de comunicación asturianos en octubre, cuando se hizo un llamamiento a los ciudadanos para conseguir una donación de médula para un vecino de Avilés de 35 años y que sufre leucemia.

La ONT informó a la empresa de que no podía llevar a cabo esta actividad sin las autorizaciones pertinentes, además de pedir explicaciones sobre sus propósitos en este país, ante lo cual DKMS respondió con una querella contra el organismo por interferir en su proyecto y por dañar su imagen, al calificar de ilegal su labor.

Matesanz ha denunciado también que la compañía está difundiendo en España y en el extranjero que la ONT “ha autorizado” su actividad y ha enviado correos electrónicos a diversos hematólogos españoles reiterando esta “falsedad”.

A partir de ahí, con las muestras obtenidas establecieron un registro de donantes que no está autorizado dentro de la web general del registro mundial. Después, tenían programadas más campañas locales para captar donantes, a través de su página web.

fuente y mas informacion en

http://www.rtve.es/noticias/20120117/empresa-alemana-se-dedica-captar-donantes-medula-osea-forma-ilegal/490238.shtml