Nigeria ya puede hacer trasplantes de médula

0
60

Seun Adebiyi aspira a entrar en la historia como el primer nigeriano en participar en unos Juegos Olímpicos de invierno. Sin embargo, sus compatriotas podrán estar aún más orgullosos de él por su otra faceta: gracias a él, Nigeria dispone ya de un registro de donantes de médula ósea que ha permitido realizar el primer trasplante de este tipo en la historia del país.

Él mismo se enteró de que ser negro dificulta las posibilidades de encontrar un donante de médula compatible cuando le diagnosticaron dos raros tipos de cáncer de la sangre. Sólo habían pasado dos días de su graduación como abogado en la prestigiosa universidad de Yale (EEUU) cuando conoció el diagnóstico. Tenía entonces 26 años.

Sus posibilidades de supervivencia pasaban por encontrar una médula ósea capaz de reemplazar la suya propia; pero ser negro jugaba en su contra: sólo el 8% de los donantes mundiales son personas de color y la raza es un factor determinante en la compatibilidad. “Me dijeron que mis posibilidades de encontrar un donante eran de sólo un 17%, frente al 70% si hubiese sido un blanco”, explica a ELMUNDO.es.

Gracias a su determinación, y en colaboración con el registro de donantes de médula de Sudáfrica (el único hasta entonces en el continente), puso en marcha en 2009 la primera campaña de donación en la historia de Nigeria.

Aquella campaña se convirtió en el germen que ha permitido crear el primer registro de donantes de médula en Nigeria, donde cuentan ya con 300 donantes, como explica orgulloso Adebiyi. Y, como colofón a estos primeros esfuerzos, médicos nigerianos realizaron en octubre de 2011 el primer trasplante de médula en territorio nigeriano (hasta ahora sólo Sudáfrica y Tanzania habían realizado una operación de este tipo en el continente negro).

“De momento no tenemos la capacidad para realizar trasplantes de médula a gran escala”, admite este abogado, “y nuestros donantes están registrados en la base de datos de Sudáfrica”. Sin embargo, tan pronto como acaben el proceso de acreditación ante la organización mundial de donantes (BMDW), serán ‘transferidos’ a Nigeria.

Hoy por hoy, el proyecto nigeriano está aún en pañales por otros muchos motivos: los potenciales donantes aún deben viajar a Sudáfrica para los últimos análisis de compatibilidad porque Nigeria carece de la tecnología necesaria para completar el proceso (la aféresis, que separa los componentes de la sangre); “pero estamos buscando donantes para conseguirla”.

Adebiyi confiesa a este periódico que la financiación de todo su proyecto se basa de momento en la iniciativa de donantes particulares, aunqueconfía en que el gobierno de Nigeria y otras instituciones internacionales pongan pronto su granito de arena. Por ejemplo, añade, otro de sus empeños más próximos busca los 75.000 dólares que harían falta para poner en marcha un banco de cordón umbilical, ricos en células madre capaces de repoblar la médula ósea enferma.

El registro nigeriano, concluye el ‘padre’ de la idea, no sólo beneficiará a sus compatriotas que necesitan un tratamiento hematológico allí mismo, en Nigeria (un país con 400 grupos étnicos distintos), sino que de sus donantes podrán beneficiarse también miles de personas negras en todo el mundo.

fuente

[Enlace retirado]