Vacuna contra el mieloma múltiple Muestra resultados Prometedores En ensayos clínicos fase 1

7
23

Los resultados de la Fase 1 de ensayos recientes demuestran que una vacuna contra el mieloma múltiple ha producido estabilización de la enfermedad en la mayoría de los pacientes reclutados con mieloma avanzado.

Los investigadores diseñaron una vacuna contra el mieloma mediante la combinación de células de mieloma tumorales y células dendríticas, un tipo de célula que ayuda a activar el sistema inmunológico. Cuando se administra a los pacientes, la vacuna estimula el sistema inmunológico para formar una respuesta contra las proteínas de mieloma. Como resultado, el sistema inmunitario reconoce las células del mieloma como “extrañas” y las destruirá. Esta forma de tratamiento del cáncer, conocida como “la inmunoterapia,” algún día podría ofrecer una alternativa a la quimioterapia o trasplante de células madre.
Un total de 18 pacientes con mieloma múltiple fueron incluidos en el ensayo. Los pacientes habían recibido un promedio de cuatro regímenes de tratamiento previo. Catorce pacientes habían sido operados previamente con dosis altas de quimioterapia y autotrasplante de células madre.
Las células dendríticas utilizadas para crear la vacuna fueron obtenidas de un subconjunto de las células blancas de la sangre de todos los pacientes. Las células del tumor se obtuvieron de la médula ósea de los pacientes y se combina con las células dendríticas antes de la vacunación.
Los pacientes fueron divididos en tres grupos, cada uno de los cuales recibieron una vacuna con una concentración diferente de las células dendríticas y tumorales.
Tras la vacunación, 11 pacientes presentaron al menos un aumento al doble del porcentaje de glóbulos blancos-reactivos al tumor. Los investigadores también encontraron que la vacuna genera anticuerpos contra varias proteínas producidas por las células tumorales.
La estabilización de la enfermedad se logró en 11 pacientes después de la vacunación. La mayor duración de la estabilización de la enfermedad, sin evidencia de progresión fue de 41 meses, lo que se logró por un paciente. El menor tiempo observado fue de 2,5 meses y se observó en cuatro pacientes.
La vacuna fue bien tolerada y no dio lugar a una disminución del recuento de células sanguíneas o de una reaccion autoinmune, una condición en la cual el sistema inmunológico del paciente ataca las células del propio paciente y sus tejidos. Los efectos secundarios más comunes fueron enrojecimiento y dolor en el sitio de inyección de la vacuna.
Los investigadores sugirieron que los ensayos futuroshan de investigar el uso de la vacuna en pacientes con mieloma múltiple que se someten a la vacunación poco después de trasplante de células madre.
Para obtener más información, consulte el artículo en la revista Blood