LOS HEMATÓLOGOS REIVINDICAN SU LIDERAZGO EN LA INVESTIGACIÓN CON CÉLULAS MADRE

0
550

Al contrario de lo que pudiera parecer, “el incremento de las enfermedades oncohematológicas en España no se ha debido a un aumento de los casos, sino a una mejora notable de las técnicas diagnósticas, que detectan estas patologías antes y mejor”, ha señalado el doctor Vicente Vicente, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Morales Meseguer, de Murcia, en el contexto de la LII Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH). La biología molecular, los anticuerpos monoclonales, la inmunohistología y las técnicas de imagen como el PET son algunas de estas mejoras diagnósticas.
Sin duda alguna, “la utilización de la biología molecular como herramienta diagnóstica ha crecido de manera exponencial y ha impactado enormemente en el conocimiento de las enfermedades oncohematológicas”, señala el experto. Su desarrollo ha ido desde la detección de oncogenes -ahora marcadores moleculares- al desarrollo de técnicas de diagnóstico genético tipo array. También han mejorado enormemente las terapias para estas enfermedades y, por consiguiente, la tasa de supervivencia. Aunque se ha avanzado mucho, “el estudio de las causas de estas enfermedades es lo que lleva más retraso”, según el doctor Vicente. Se intuye que pueden ser muchas y muy diversas, y de enorme complicación.
El mieloma múltiple es una enfermedad muy común dentro de los servicios hospitalarios de Hematología. “El abordaje de esta patología ha mantenido durante muchos años unos esquemas terapéuticos fijos e inamovibles, que todavía siguen muy vigentes para personas mayores”, apunta el experto. No obstante, “la aparición de nuevos fármacos, como bortezomib, ha supuesto una mejora considerable de las expectativas de vida de estos pacientes, acompañado por procedimientos de consolidación tales como el trasplante autólogo”. Se ha incrementado la supervivencia de estos pacientes de 4 a 6 años o más, gracias al impacto precisamente de algunos estudios españoles, entre otras cosas.
La hematología es la especialidad mejor posicionada para liderar la investigación con células madre, pues el trasplante de médula ósea es la terapia celular por excelencia. “Los hematólogos fuimos los primeros en desarrollar la terapia celular con el trasplante de médula ósea”, ha apuntado el doctor Vicente. De hecho, hay bastantes grupos de hematólogos que están utilizando las células madre en distintas patologías, si bien se trata de investigaciones en etapas todavía muy incipientes. “En este congreso se han dado datos de investigaciones relativas al infarto de miocardio, lo que entra dentro de esa parte de la terapia celular que es la medicina regenerativa”, explica. No obstante, “se necesita tiempo para comprobar los efectos que puede tener todo esto en las enfermedades con daño tisular”.

fuente
http://neurodifusion.org/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.